jueves, 21 de abril de 2011

RUPAC: Limpieza y Fomento del Turismo Responsable

Rupac

Limpieza y Fomento del Turismo Responsable
Viernes 15 al domingo 17 de abril

Objetivos:

-Limpieza de la ciudadela Pre-inca de Rupac.
-Retiro de 2 tachos de basura que se encontraban en medio del complejo arqueológico y la basura no era reciclada, sino arrojada al abismo.
-Entrega de 900 trípticos al comité de Turismo del Pueblo de La Florida.
-Entrega de 2 cuadernos de registros al comité de Turismo del Pueblo de La Florida.
-Refuerzo en la cimentación de los 3 letreros colocados el año anterior de orientación y educación al turista.
-Colocación de un cuarto letrero cerca a Rupac, en Honor a nuestro amigo Conrado Nolte.
-Charla de Orientación a los pobladores de La Florida; tema: “Como manejar el turismo en Rupac y mejoras en la gestión de este importante vestigio arqueológico”.




Coordinaciones Previas:

1.- Comunidad de La Florida.- se coordino con ellos para que posterguen la limpieza de caminos, del viernes 15 al sábado 16 de abril.




Itinerario:

Viernes 15
El viernes salimos rumbo a Huaral, ciudad obligada para tomar el colectivo rumbo a La Florida-Rupac. Allí nos hospedamos en la casa de nuestro amigo Alvaro.

Sábado 16
El sábado salimos muy temprano, antes de las 6am, para pasar antes de que cierren la carretera Huaral-Acos.

Nos detuvimos brevemente en Acos para tomar un desayuno, luego seguimos a La Florida, donde hicimos una breve parada para pedir algunos implementos y consultar donde estaban los comuneros con quienes realizaríamos la faena en Rupac, cada grupo a su manera, los comuneros de La Florida, realizando la limpieza de caminos, y el Comando Ecológico limpiando Rupac y retirando los tachos de basura.

Los comuneros habían empezado temprano y nos quedaba seguir hacia Pampas y darles alcance. En Pampas nos esperaba un arriero con 2 burritos para subir las mochilas, cortesía de la comunidad de la Florida.








El camino estaba nublado, y el clima amenazaba con una refrescante lluvia a finales de la temporada de huaycos. En las afueras de Pampas, todo el camino estaba cubierto por un manto de flores de diversas formas y colores, que nos acompañaban en nuestra subida. A mitad de camino encontramos a los comuneros, eran aproximadamente 25 personas, todos mayores de 35 años; luego de coordinar con ellos seguimos adelante para realizar la limpieza de Rupac y el retiro de los tachos de basura, mientras ellos nos daban el alcance limpiando los caminos de la maleza. Esta tradición de limpieza de caminos, es una tradición que viene desde la época de los incas, y quizá mucho antes, y que en lugares como La Florida y muchos otros pueblos de nuestra serranía se mantienen vigente, como una forma de mantener viva a la comunidad y el civismo.

Una vez en Rupac el Comando Ecológico empezó a almacenar todos los residuos sólidos que se encontraban en los tachos de basura, los cuales estaban en medio del complejo arqueológico, afeando el paisaje y dando un mal ejemplo a los turistas y propios de la zona.

Retiramos los tachos, que no tenían ningún sentido que estuvieran allí, ya que todos los turistas dejaban la basura, pensando que vendría un camión o un servicio de recolección diariamente a recoger los residuos “a 3500 msnm, en medio de la montaña, como si se tratase de la puerta de su casa. El destino final de todos estos residuos, que eran retirados de los tachos una vez al año después de colapsar, era siempre el abismo o un hueco que cumplía la función de relleno sanitario improvisado.

Casi al terminar la limpieza de Rupac y el retiro de los tachos de basura, llegaron los comuneros, quienes nos apoyaron a tapar un hueco que cumplía la función de relleno sanitario, subimos las grandes bolsas a los lomos de 2 burros y les entregamos los tachos de basura y parantes para que los bajen y los dejen en Pampas. La Basura nosotros la llevaríamos a Huaral para que sea reciclada.

En la zona de camping de Rupac nos reunimos con el presidente de la comunidad y con los miembros del comité de turismo de La Florida. Allí realizamos una charla sobre el problema de la basura que no es manejada adecuadamente, el cuidado que se debe dar a este importante complejo arqueológico, que es herencia de sus antepasados, que pareciera que ayer hubieran dejado de habitarlo, conservando sus techos e infraestructura en buenas condiciones.



Les hicimos una serie de recomendaciones que mas adelante podrían aplicarse con proyectos en los cuales podríamos apoyarlos, como por ejemplo el servicio de guías turísticos para así mejorar el servicio de Rupac, y controlar que los turistas no malogren, ni ensucien, ni se suban a los techos de las viviendas. Que exijan a los turistas que bajen con sus residuos sólidos. Que podrían implementar el servicio de albergue en Pampas, a si como de baño y un pequeño restaurant, para así brindar un mejor servicio a los turistas.


Les informamos que en su pueblo dejamos 900 trípticos y 2 cuadernos para que realicen un control y registro de todos los turistas, y que se los entregaríamos personalmente el domingo que bajáramos.

Los comuneros agradecieron el apoyo del grupo, y nos contaron que la semana pasada unos turistas habían acampado en el pueblo fantasma de Pampas y habían ingresado a algunas viviendas y se habían robado algunas pertenencias de los lugareños. De ahora en adelante tendrían mas cuidado, y con el cuaderno de registro podrían saber quienes los visitaban y en que fechas. Nos invitaron a seguir con este proyecto y volver siempre para colaborar con ellos.

Acampamos en las afueras de Rupac, en un área bien definida por los lugareños para camping. El paisaje desde las alturas de Rupac es impresionante y se tiene una vista de todo el valle en dirección hacia Huaral y la sierra. La tarde estuvo muy nublada y no pudimos ver el hermoso atardecer característico de Rupac.
Así, al día siguiente nos levantamos muy temprano para ver el impresionante amanecer de Rupac.

Bajando de Rupac plantamos un letrero en honor a nuestro querido amigo Conrado Nolte y brindamos con un pisco en su honor. Seguimos el camino de retorno hacia Pampas, cruzamos una cascada, y antes de llegar a la segunda, encontramos un letrero que habíamos plantado el año pasado, lo retiramos y colocamos cemento y arena en su cimentación para que tenga una base solida, igualmente hicimos con los otros 2 letreros que plantamos a la salida e ingreso a Pampas.

En Pampas nos esperaban las 2 movilidad, y tal como habíamos quedado con los lugareños, nos dejaron los bolsones de residuos sólidos, que calculamos serian unos 160 kilos, entre botellas de plástico, vidrio, latas, y bolsas plásticas.



Bajamos a La Florida, donde hicimos la entrega de los trípticos y libros de registros a la comunidad. Nos despedimos cansados por el viaje, pero con mucha fuerza en el espíritu por haber culminado esta primera etapa de nuestro proyecto Rupac.

Llegamos a Huaral con los residuos, los cuales fueron rápidamente acogidos por 2 señoras recicladoras, una de la municipalidad y otra independiente, lo que la población de La Florida y nosotros veíamos como un problema, donde las autoridades que ni siquiera respondieron a nuestro llamado para solucionarlo; dos personas humildes vieron una fuente de ingreso.
Eran más de 150 kilos de botellas de plástico, vidrio, y latas.


Seguiremos viendo a Rupac como un destino, con el afán de mejorar este lugar, conservarlo para las futuras generaciones, porque somos herederos de esa gran cultura, que debemos proteger juntos.

1 comentario:

  1. Buenas Noches...

    Mencionan que esta es la primera parte de su proyecto en RUPAC, me gustaría saber, si se puede, cuales son las stes. etapas del proyecto y en sí el PROYECTO en general.

    Gracias

    ResponderEliminar